Quantcast
Ayuntamiento de Méntrida Tlf. 918177002

CATALOGACION DE AVES EN MENTRIDA

FAMILIA DE LOS PASERIFORMES ( I)

Este grupo de aves lo forman 74 familias que hace que sea el más numeroso de todas las aves. Son aves terrestres que en su mayoría se caracterizan por ser excelentes voladoras, las hembras incuban los huevos y el sustento corre a cargo de la pareja. Los machos suelen ser más grandes y vistosos que las hembras. Presentan cuatro dedos en sus patas, tres de ellos hacia adelante y uno hacia atrás, diseñados de tal manera que se cierran cuando el ave se para en una rama para posarse o para dormir. La gran mayoría presenta una buena capacidad para cantar. Suelen ser insectívoras y granívoras. Algunas conviven con nosotros todo el año y otras nos visitan en la época de reproducción.

imagen 1

En este artículo nos vamos a centrar en las paseriformes de menor tamaño y las que han sido observados en el término municipal de Méntrida por el autor.

Entre la aves paseriformes más pequeñas, más comunes y conocidas en nuestro pueblo podemos encontrar: Cogujada, Avión Común, Golondrina, Lavandera Blanca, Petirrojo, Zorzal, Mirlo, Jilguero, Pardillo, Gorrión, Estornino negro, Verdecillo y Verderón, estos pájaros nombrados anteriormente son los más comunes y vulgares, dado que es fácil observarlos puesto que conviven prácticamente con el hombre.

 

imagen 2

Existen otros paseriformes más difíciles de observar y más reservados, a continuación describiremos con mayor detalle alguno de ellos.

COLLALBA RUBIA. Quien tiene cepas, habrá podido observar el nido de esta ave en más de una ocasión, anida entre los sarmientos de las vides, el plumaje del pecho tiene un tono blanco amarillento, cabeza y dorso más anaranjado y alas marrones.

TARABILLA COMÚN. Anida en la vegetación de las lindes de las fincas o caminos, tiene un plumaje pardo con un collar blanco al cuello, pecho de color anaranjado, arena y amarillento.

De la familia de las currucas podemos destacar dos: CURRUCA CABECINEGRA y la CURRUCA RABILARGA, la primera se caracteriza por tener un anillo ocular de color rojo, el macho es gris con la cabeza negra contrastando con el blanco de la garganta, son frecuentes en nuestros olivares cerca de los arroyos: la Curruca Rabilarga también tiene el anillo ocular rojo como su pariente anterior, pero la totalidad del plumaje del cuerpo es un gris azulón oscuro casi negro, anidan en los matorrales y sus vuelos son cortos.

MOSQUITERO MUSICAL. Más pequeño que un gorrión, es el típico pajarito de color verde oliva en el dorso y amarillento en el pecho, la hembra construye el nido con hiervas y musgo en forma de horno, con la entrada en un lateral, la puesta es entre cuatro y ocho huevos, su principal alimentación son pequeños insectos, es un pájaro muy inquieto.

                                            

imagen 3

PAPAMOSCAS CERROJILLO. Conocido como en nuestro pueblo como “alitas”, algo más pequeño que un gorrión pero más esbelto, el plumaje es pardo negruzco en la mayoría de su cuerpo excepto en parte de las alas y su parte ventral que es de un blanco radiante, una curiosidad para poderle identificar es un movimiento espasmódico que realiza con las alas cuando se sitúa encima de una rama.

CARBONERO COMÚN. De color negro brillante en la cabeza con los auriculares blancos, su parte ventral es amarilla con una corbata negra más ancha y larga en el macho. Se alimentan de insectos y alguna pequeña semilla.

HERRERILLO COMÚN. Más pequeño que el carbonero, es el único pájaro de Europa que luce un plumaje azul y amarillo, la parte ventral de su cuerpo es amarilla con una corbata negra, el macho tiene los colores más sitúan en parques y jardines. Además de insectos y arañas se alimenta del néctar del sauce.

                                                      

imagen 4

ALONDRA COMÚN. Llega a medir dieciocho centímetros de envergadura, tiene una pequeñita cresta, su dorso es marrón con rayas negras y su parte ventral blanco sucio, se la puede reconocer en vuelo por las plumas blancas que tiene situadas en la parte posterior de sus alas, en Méntrida solamente se la puede observar en la zona este de nuestro término municipal, realiza dos sitúa su nido en el suelo, realiza largos cantos para marcar su territorio.

TOTOVÍA. Anida en el suelo, lo mismo que las cogujadas y prefieren zonas de erial, cereal y más limpias de vegetación, se alimenta de insectos y tiene un bonito canto.

CALANDRIA. Presenta una mancha negra en el pecho y el macho emite unos cánticos muy peculiares a más de metros de altura, dejándose caer en picado al suelo al terminar de cantar.

LAVANDERA BOYERA. Muy similar a la lavandera blanca, con plumaje azul grisáceo en cabeza y amarillo en cuello y pecho y verde oliva en el dorso, suele anidar cerca de los arroyos y prados húmedos, construye el nido en el suelo y se alimenta de lombrices e insectos.

CHOCHIN. Es de los paseriformes más pequeños, su tamaño es la mitad que un gorrión, su plumaje pardo se alimenta de pequeños insectos. Su vuelo es muy rasante al suelo.

RUISEÑOR. Conocido en nuestro pueblo como “rabizarcera” excelente cantadora, sobre todo al anochecer, de color marrón rojizo, nidifica en nuestros arroyos.

CALIRROJO TIZÓN. Fácil de observar a partir de abril, anida en patios y matorrales e incluso en viviendas antiguas, de plumaje gris tirando a negro con la cola rojo pardo.

ALZACOLA. De tamaño y colores similares al ruiseñor, la cola es más larga, es migratoria pasando los inviernos en África, tiene una característica que la diferencia del resto de las paseriformes y es un movimiento brusco que produce con la cola, situando esta casi en posición vertical.

                                      

imagen 5

MITO. Es un pájaro muy pequeño pero con una larga cola. En su plumaje se mezclan tonos blancos, negros y rojos tirando a marrón. Construyen sus nidos de forma oval a base de musgo, tela de araña y líquenes. La puesta es de cinco a ocho huevos la incuba la hembra, mientras el macho la alimenta.

TREPADOR AZUL. De tamaño similar al gorrión, es rechoncho y de cola corta, su dorso es de color azulado y el vientre marrón claro. Su alimentación es a base de larvas que encuentra en los troncos de los árboles, anida en agujeros de viejos árboles, es una especie trepadora, sube y baja la cabeza abajo por los troncos de los árboles.

                              

imagen 6

AGATEADOR COMÚN. Más pequeño que un gorrión, tonos pardos en su plumaje muy similares a la corteza de un árbol, más claros en la parte ventral, pico largo y curvo que le facilita sacar las larvas entre la madera de los árboles que le sirve de alimentación. Excelente agateador, construye su nido con musgo en las estrías de los árboles o detrás de la corteza desprendida.

GORRIÓN MURUNO. Muy parecido al gorrión común, el macho es reconocible debido a la gran mancha negra que se extiende a modo de babero por toda la pechera. Al contrario que su pariente más conocido no habita en los tejados de los pueblos, sino que anida en las colonias en lo alto de los árboles, incluso aprovecha la estructura de los nidos de rapaces para situar su hogar, de esta manera se protege de los depredadores. Teje una bola de hierbas para construir su nido, emite un cántico más metálico que el común, se alimenta de insectos y semillas y se desplaza en bandos.

         

imagen 7

PINZÓN VULGAR. D e tamaño similar al gorrión, el plumaje variado con manchas blancas, la cabeza es azul grisáceo con los auriculares y el pecho rojo oxidado, muy fácil de ver en Berciana en primavera, su alimentación es a base de semillas e insectos que encuentran en el suelo.

ESCRIBANO PALUSTRE. Domina el marrón en su plumaje, con la cabeza y babero negros, y un collar y bigotera blancos. Habita cerca de las zonas húmedas, arroyos y cañaverales, el nido lo construye a poca altura del suelo con hierbas y hojas de cañas, es un ave exclusivamente insectívoro.

ESCRIBANO SOTEÑO. Un poquito mayor que el gorrión, babero negro con banda amarilla, tonos marrones, amarillos y verdes componen el resto de su plumaje. Es muy poco frecuente en nuestro pueblo, visita zonas de huerta y frutales.

            

imagen 8

TRIGUERO. Quizás sea el de mayor tamaño de los descritos anteriormente, se caracteriza por volar con las patas colgando, es fuerte y rechoncho, pico muy fuerte. De plumaje pardo claro poco vistoso, prefiere zonas abiertas de cereal para alimentarse y criar. Se sitúa encima de algún palo o rama para cantar incansablemente, su alimentación es a base de semillas, sobre todo trigo y no descarta algún insecto en época de cría. Nidifica en el suelo, la hembra hace dos puestas cada año y no es raro que el macho tenga más de una hembra.

 

imagen 9

ALCAUDÓN COMÚN. Llega a medir diecinueve centímetros de envergadura, el píleo del macho y la nuca son de color rojo oxidado, la frente y la lista ocular son negros y la parte ventral blanca. Permanece entre nosotros en primavera y verano donde anida y alimenta a su prole a base de escarabajos y grandes insectos, aunque también se alimenta de pequeños ratoncillos. La hembra pone de 4 a 6 huevos que incubará alrededor de 16 días, el macho se ocupa de alimentar a la hembra mientras dura la incubación. Las tierras de cultivo alternadas con zonas de monte bajo es su hábitat ideal.

                                          

imagen 10

ALCAUDÓN REAL. Es el alcaudón de mayor tamaño, del tamaño de un mirlo. Frente y cabeza gris con lista ocular negra, dorso gris claro, alas negras con reflejos blancos y la cola larga y negra con los lados externos en blanco. Vive en parajes abiertos con vegetación baja y algún árbol solitario, le gusta posarse sobre postes y las ramas altas de los árboles para observar a sus piezas. Posee una dieta variada, grandes insectos, pequeños pajarillos y ranas, en invierno las piezas que caza las clava en las púas de los espinos y zarzas como si fuera su despensa. Su cantico es como un parloteo. Anida entre zarzas o espesos espinos, la hembra pone entre 5 o7 huevos, la pareja se encarga de alimentar a las crías. En Méntrida son muy frecuentes en invierno.

 

RABILARGO. Su aspecto es parecido al de la urraca, pero marcadamente más pequeño. Tiene el plumaje de la cabeza negro, blanco en la garganta, el pecho, vientre y campo alar rosa pardo, sus alas, cola larga y tiesa son de color azul claro. Su hábitat ideal es el monte bajo y encinares. Son pájaros muy tímidos y vigilantes, viven en familia. Se alimentan de grandes insectos y frutas que van descubriendo moviéndose entre las ramas de los árboles. Nidifica en colonias abiertas, sus nidos están construidos entre las ramas de las chaparras, zarzas y espesas encinas, tienen su entrada por arriba, suelen ser nidos con 6 o 7 pollos, los padres los alimentan regurgitando la comida. Tiene un cántico muy estridente a menudo vuelan siguiéndose unos a otros en un orden estricto.

                                          

imagen 11

OROPÉNDOLA. Su plumaje la hace inconfundible, en el macho, cabez, cuello y dorso y parte ventral es de color amarillo luminoso, las alas y cola negras con manchas amarillas en la base de las primeras. En las hembras predominan los verdes amarillentos en el dorso, verde oliva en las alas y cola y la parte ventral blanco grisáceo. E l color del pico es rojizo en ambos sexos. Viven en bosques de ribera y márgenes de arroyos frondosas. En Méntrida las podemos observar en la época estival solamente, tienen un cántico muy aflautado, se alimentan de insectos, sobre todo orugas y frutos especialmente higos y cerezas.

Su ingenioso nido está construido en forma de cuenco estable y profundo encajado en la horquilla de alguna rama, lo fabrica la hembra exclusivamente, donde depositará de 3 a 4 huevos, el macho solo colabora en la alimentación de los polluelos, es curioso como el macho una vez han abandonado los pollos el nido, destruye éste hasta hacerlo desaparecer.

Todos los pájaros han sido observados en Méntrida a lo largo de los últimos años, con paciencia y unos buenos prismáticos podemos disfrutar observando nuestras majestuosas aves. .

CATALOGACIÓN DE AVES RAPACES NOCTURNAS EN MÉNTRIDA

Las majestuosas aves rapaces diurnas observadas en nuestro entorno: son seis las especies que se reproducen y podemos escuchar u observar en nuestro pueblo. Durante el día permanecen inmóviles entre las ramas de los árboles, pero por la noche se vuelven muy activas para alimentarse y reproducirse. Son aves de diferente tamaño, desde el majestuoso duque hasta el pequeño autillo, son aves con un sentido visual y auditivo muy desarrollado para poder cazar a sus piezas por la noche, principalmente, roedores: tienen un fuerte pico en forma de garfio y fuertes patas dotadas de afiladas garras para poder coger a sus presas.

imagen 12

BÚHO REAL

Es sin ninguna duda la reina de las rapaces nocturnas por excelencia, es la de mayor tamaño, su envergadura llega hasta los 1,90 m, su peso oscila entre los 2,5 y 4 kg. Viven alrededor de 25 años, una larga vida ya que no tienen depredadores naturales, su cabeza es redonda, con dos orejas que se levantan cuando escucha algún ruido o se excita, ojos redondos, grandes y de color anaranjado, el color predominante de sus plumas es marrón con manchas negras alargadas: su vuelo es directo, potente y con planeos potentes: suele ser solitario excepto en época de reproducción y cría, habita en zonas espesas de vegetación, próximas a zonas abiertas donde cazar.

Se trata de un súper depredador que se encuentra en uno de los lugares más altos de la cadena trófica, mata incluso a otros búhos y aves de presa. Sus presas pueden estar tanto en el suelo como en pleno vuelo: cazan normalmente de noche, prefiriendo los espacios abiertos a los bosques. El aleteo de sus alas es muy silencioso, y unido a su visión nocturna y a su agudeza auditiva, le proporcionan unas características excepcionales para la caza: Su pieza preferida es el conejo de monte, aunque no descarta ratas, topos, liebres, córvidos y otras aves, incluso es capaz de matar zorros y cervatillos de hasta 10 kg. de peso.

La hembra pone de 2 a 3 huevos una sola vez al año, normalmente en invierno o principios de primavera. Son muy sensibles a su entorno, y si no tienen suficiente espacio o comida la puesta puede retrasarse y reducirse sensiblemente, la hembra incuba los huevos mientras en macho consigue el alimento, en 2 o 3 meses los huevos eclosionan y nacen los nuevos polluelos, la madre se encarga de enseñarles a comer y de protegerlos.

El otoño y primavera se oye el conocido “uuu”, de esta manera marca su territorio y está en contacto con su pareja: En nuestro municipio entre 4 y 6 parejas de búho Real, suelen hacerlo en el hueco de algún viejo tronco de árbol, en algún viejo nido de águila o a la falta de estos lugares, no es raro que aniden en el suelo, como ocurre con bastante frecuencia en este pueblo.

BÚHO CHICO

De tamaño parecido al del cuerpo y más esbelto que el cárabo común, tiene una longitud de 35cm. y una envergadura de 90. Pesa a alrededor de 350gr. y una longevidad de 12 años. Tiene unos mechones de plumas que simulan pequeñas orejas como el Búho Real, los ojos de color amarillo, en su plumaje abundan las plumas pardas mezcladas con otras anaranjadas y blanquecinas en el pecho, caza durante la noche y lo suela hacer desde percha o en vuelo, atrapando ratones, topillos y pequeñas aves dormidas que forman la base de su alimentación, anida en viejos nidos de otras aves o en los huecos de troncos de viejos árboles. Anidan en Méntrida y es bastante difícil observarlas debido a que se ocultan entre zonas de espesa vegetación.

                                  

imagen 13

CÁRABO COMÚN

Ave de tamaño medio, longitud de 40cm., su envergadura llega a los 95 cm. y 600 gr. de peso: Forma rechoncha con una gran cabeza, tiene alas redondas y anchas, la cabeza grande y sin orejas. El color predominante en su plumaje es el grisáceo y marrón, los dedos están emplumados y las uñas son negras: A diferencia de la mayoría de las rapaces nocturnas tienen los ojos completamente negros. Las hembras son mayores que los machos, son más fáciles de oír que de ver. El macho para marcar su territorio emite el sonido “húu hú húhuhuu”. El cárabo es una especie no migradora. Habita en zonas con bastante vegetación de matorral, en sus nidos la hembra pone de tres a cinco huevos casi redondos y completamente blancos, son incubados por la hembra durante 30 días, mientras el macho la alimenta. En Méntrida residen todo el año varias parejas y se las puede observar en los principales arroyos de nuestro término, anidan en huecos de los árboles, entre la espesa vegetación o viejos nidos de otras rapaces y córvidos.

Caza por la noche o al amanecer, ratones, ratas y gapazos.

MOCUELO EUROPEO

Con un tamaño menor que una paloma, tiene una altura de 20 cm. y una envergadura de 45. De cola corta, ojos grandes de iris amarillo, plumas blancas en la frente, el color marrón oscuro predomina en todo su cuerpo con manchas blancas. Aunque es nocturna es muy fácil verla al atardecer, su vuelo es ondulado, con descensos y ascensos continuos y de aleteos rápidos, cuando está posado en algún alto, sube y baja su cuerpo rítmicamente.

imagen 14

Anida en huecos de los árboles, en agujeros, en viejos muros y viviendas, en el campo. Tiene entre 3 y 5 pollos en su nido situado cerca de los campos de cultivo, su alimentación se basa en pequeños roedores, pequeños reptiles y lombrices que buscan saltando por el suelo.

Las parejas de mochuelo viven juntas toda la vida, y no suelen alejarse de su nido. Su voz es fácil de escuchar en los atardeceres, una serie de reclamos agudos y fuertes. En nuestro municipio son muy abundantes y es frecuente verlos en los olivares, donde anidan en los troncos de viejos olivos bajo el suelo. En los olivares del Camino del Prado, Valdigotera y Horcajo son muy abundantes.

AUTILLO EUROPEO

Es la rapaz más pequeña con tan solo 35 cm. de envergadura, pesa unos 120g., las hembras son mayores que los machos, su plumaje tiene le mismo color que la corteza de los árboles, donde se camufla con mucha habilidad, el pico es negro, tiene los ojos amarillos y presenta dos pequeños peñazos faciales a modo de orejas, se suele posar en la parte de la rama pegado a la corteza del tronco, solo nos visita en primavera y en verano, se alimenta de insectos, lombrices y pequeños ratoncillos. El hábitat ideal del Autillo son las alamedas y los sotos fluviales o arboledas próximas a los arroyos, con espacios abiertos para cazar, también se pueden encontrar en algún parque. Utiliza en algunas ocasiones viejos nidos del Pito Real para nidificar o en cualquier pequeño hueco en los troncos de los viejos árboles: la hembra deposita de 3 a 6 huevos que son incubados por ella misma durante 24 dias.

imagen 15

LECHUZA COMÚN

Esta rapaz nocturna es la más próxima al hombre, dado que aprovecha para nidificar bajo las cubiertas de las casas antiguas, viejos desvanes en desuso, etc. Tiene la cara en forma de corazón de color blanco, el vientre también es blanco o amarillento, tiene alas largas y delgadas con una envergadura de 100cm. Cría en cualquier época del año, y pone entre 4 y 7 huevos, que incubará durante unos 32 días. La incubación corre a cargo exclusivamente, de la hembra, mientras que el macho cazará para toda la familia ratas y ratones principalmente. Aunque a los 50 días las crías son capaces de volar, normalmente no se alejan de sus padres hasta los 3 meses de vida. Su método de caza consiste usas su amplio disco facial como una sofisticada parábola receptora de los sonidos que emiten sus presas, a las que así localiza para atraparlas con sus largos dedos, tras abalanzarse sobre ellas en un silencio casi absoluto: Una lechuza adulta come aproximadamente una rata o tres ratones diarios.

Una pareja que críe entre 3 ó 5 pollos cazará muchos más roedores: Su capacidad para digerir huesos es muy pobre, por lo que las heces son grandes y contienen gran cantidad de huesos.

                                

                                                                            

Etiquetado como:

Ayuntamiento